El Alero El Trébol es uno sitio de poblamiento temprano en el área de la Cuenca del Limay

0-0-10500 ac

Líneas de Tiempo: Río Negro, Región Andina. Río Negro

Categoria: Arqueología

Pais: Argentina

Provincia: Río Negro

Ver en Mapa

Uno de los sitios arqueológicos de más interés para el poblamiento temprano del medio boscoso-lacustre es el sitio Alero El Trébol. Las primeras dataciones radiocarbónicas con las que se cuenta son de 10.500 AC.

El Alero El Trébol es un abrigo rocoso con arte rupestre ubicado a unos 200 metros de la laguna homónima, a 18 km al Oeste de la ciudad de San Carlos de Bariloche. “El sitio se halla en la base de un afloramiento de brecha volcánica, con su boca orientada hacia el NNE. Tiene unos 22 metros de frente y 7 m de profundidad máxima con una superficie cubierta, desde línea de goteo, que ronda los 110 m². Las excavaciones se efectuaron durante los años 2002, 2004 y 2006, abarcando una superficie de 15 m² aunque en los niveles más profundos se restringió a 3,7 m², llegándose a una profundidad máxima cercana a los 5 m. A partir de esta profundidad se diferenciaron varios niveles estratigráficos ocráceos con clastos de roca angulosa, que resultaron estériles arqueológicamente aunque contienen material faunístico (Cervidae, Mylodontinae, Rodentia). Por encima de ellos se depositaron rocas caídas del techo, que cubren toda la superficie excavada a modo de ‘piso’, posiblemente en relación a un fuerte evento sísmico acompañado de emisión de cenizas por actividad volcánica. Entre los intersticios de estas rocas se hallaron las primeras evidencias de ocupación humana asociada a fauna extinta, contenidos en la citada matriz de arena volcánica. Para esta primer ocupación, se cuenta con las siguientes dataciones radiocarbónicas: 10570 + 130 AP - AA65707 (...) (sobre hueso dérmico de Mylodontino quemado y con cortes antrópicos) y 10600 + 100 AP - AA75678 (hueso largo de zorro colorado con corte antrópico). En este primer nivel de ocupación, correspondiente al límite Pleistoceno-Holoceno, los restos arqueofaunísticos incluyen algunos restos óseos de megamamíferos; fragmentos dentales y numerosos huesos dérmicos de Mylodontinae. Varios de ellos están afectados por el fuego y presentan además marcas de corte antrópico, sugiriendo el aprovechamiento de la carne, probablemente expuesta al fuego conservando su cuero. Hay también huesos de un cánido extinto (Canis avus) y de un ciervo de tamaño mayor que el actual huemul (Hippocamelus bisulcus). Todos estos representantes de la fauna extinta presentan cortes y fracturas de origen antrópico. Además, entre la fauna actual se aprovechó: huemul, guanaco, zorro colorado (Lycalopex culpaeus), vizcacha de la sierra (Lagidium sp.), peludo (Chaetophractus villosus) y aves del tamaño del chimango (Milvago) y del cisne (Cignus). Varios restos presentan exposición al fuego, marcas de corte y fracturas de origen antrópico. También están presentes restos de peces y almejas de agua dulce, procedentes de la laguna cercana. Entre los artefactos líticos predominan los microdesechos de talla, siendo frecuentes las lascas de adelgazamiento bifacial, lo cual indica que en el sitio se habrían elaborado o acabado piezas bifaciales, como por ejemplo puntas de proyectil, aunque están ausentes en este primer nivel. En cuanto a la materia prima, son más frecuentes las calcedonias, seguidas del basalto, sílices coloreados y escasa obsidiana. Entre los instrumentos hay filos naturales con rastros complementarios o de uso, un raspador de filo frontal y una raedera de filo lateral y dos fragmentos de punzones de hueso. En general este primer nivel indica una baja densidad de ocupación, tal vez estacional, por parte de grupos reducidos que habrían realizado actividades vinculadas al uso y confección de instrumental de piedra en sus estadios finales de elaboración y consumido fauna procedente de la misma área de bosque abierto y de la laguna vecina. Luego de un sello conformado por sedimento ocre estéril, hay nuevas evidencias de presencia de grupos tempranos, contenidos en remanentes sedimentarios fechados en 10640+120 AP - AA756779 (sobre hueso dérmico de Mylodontino quemado y con cortes antrópicos). Este fechado plantearía la rápida depositación del sedimento ocre estéril, tema que está siendo tratado. A ellos les suceden, en discordancia erosiva, una serie de ocupaciones correspondientes al Holoceno Medio. Sus responsables habrían removido los sedimentos del Holoceno Temprano, con el fin de bajar el nivel del piso y así poder reocupar el sector colmatado, por debajo de una visera rocosa. Las dataciones obtenidas para estas ocupaciones son: 5863 ± 83 AP - AA65712; 5731 ± 70 AP - AA65708 y 5620 ± 80 AP - LATYR-LP 1525. El material cultural correspondiente a estos niveles incluye instrumentos formatizados, entre los que predominan raspadores compuestos con filos complementarios, raederas, raclettes y cuchillos de filo retocado bifacial. Destacan las puntas de proyectil triangulares con retoque bifacial parcialmente extendido, realizadas en basalto de grano fino (…). Hay también instrumentos no formatizados con rastros complementarios y microdesechos de talla, resultantes de las etapas finales de reducción, sobre todo de basalto de grano fino, vinculado a la producción de instrumentos bifaciales. Otras materias primas presentes para estos momentos son: sílices coloreadas, calcedonia y obsidiana. En la Discusión se trata el tema de las fuentes de materia prima. El instrumental realizado en hueso incluye retocadores, instrumentos punzantes y friccionantes. Entre los adornos se hallaron 2 colgantes de hueso, uno de ellos con decoración grabada y uno realizado en una almeja de agua dulce (Diplodon sp.); se destaca la presencia recurrente de cuentas realizadas en pequeños moluscos procedentes del Océano Pacífico (Homalopoma cunninghami). También hay registro de Choromytilus y Fisurella. La fauna aprovechada es diversa, predominan el guanaco y el huemul seguidos por zorro colorado y gris, armadillos, vizcacha de la sierra, aves y peces: perca (Persychthys) pejerrey patagónico (Patagonina hatcheri) y puyen (Galaxias), al igual que una almeja de agua dulce (Diplodon sp.)”. (HAJDUK et. al, 2008: 8-10)  


Fuente:
HAJDUK, A; ALBORNOZ, A; LEZCANO, M.  (2008): “Arqueología del área del lago Nahuel Huapi. La problemática del uso del medio ambiente boscosolacustre cordillerano y su relación con el de estepa y ecotono vecinos”. En: http://www.hechohistorico.com.ar/guardamemorias/trabajos/PUEBLOS%20ORIGINARIOS/PONENCIAS/Hajduk,%20Albornoz%20y%20Lezcano%202008%20Poblamiento%20Temprano.pdf  

Fuente de imagenParedón rocoso a cuyo pie se encuentra el sitio “El Trébol”; al fondo se observa la laguna del mismo nombre. Extraído de: http://www.nahuelhuapi.gov.ar/multimedios/macroscopia_04.pdf

Eventos Relacionados
Incremento de la ocupación en el área del Alero El Trébol en el Holoceno Medio
Primeras poblaciones en la Cueva El Trébol