Prehistoria en el Departamento de San Martín

10000 ac

Líneas de Tiempo: Departamento San Martín. Mendoza

Categoria: Arqueología, Departamental, Pueblos Indígenas, Socio Poblacional

Pais: Argentina

Provincia: Mendoza

Ver en Mapa

El departamento se sitúa en la subárea arqueológica del Centro-Oeste argentino e inserto en el marco andinoamericano. A las condiciones generales del territorio de la subárea debe sumarse el límite oeste del departamento con el río Mendoza. Es una zona árida, con pobladores ocasionales en la mayor parte de la prehistoria.

La vegetación es la propia del monte (arbustiva de zonas áridas, jarillas, algarrobos, chilcas). El ambiente ripario es marginal al curso del agua, la calidad de la tierra es apenas la básica para la producción agrícola.

Posiblemente el río Mendoza haya tenido un mayor caudal y se hubiere nutrido entonces del río Tunuyán, basándonos en un mapa del SXVII que no distingue entre el curso de ambos ríos. Esto implicaría un mayor caudal de agua en la zona, y aunque marginalmente, la posibilidad de mayores cultivos y explotación agropecuaria.

En el límite entre el Pleistoceno y Holoceno (aproximadamente en el año 9000 a.c), es probable que grupos humanos alentados por las condiciones climáticas descriptas, y formados como bandas de cazadores-recolectores, integraran grupos nómades que frecuentaren la región. Esta especulación teórica se ve complementada por la comprobación de restos al sur del territorio, basados en la explotación de Mylodon y Megaterio. Así como se han comprobado indicios de actividad humana al norte, siendo su principal actividad productiva la caza de guanacos y vicuñas.

El modo de vida de estos grupos nómades tiende a estabilizarse en la etapa precerámica. Esto, según autorizada doctrina, importaría la constitución de un estado “Paleo-Indio” en la región, circunscripto en el fin del pleistoceno, basada en la caza estable de megafauna, hoy extinta. No obstante, es indubitable la existencia de estos grupos en el arcaico (entre los años 8.000 y 2.000 a.c).

Estos grupos se basaban en un fuerte ligamen mágico religioso. Es evidente que la densidad poblacional del lugar es sumamente baja en este período.

Entre el año 1700 a.c y el año 300 a.c se pasa a una economía extractiva. Es el inicio de la etapa agroalfarera, basada en el cultivo de calabazas, zapallo, poroto, maíz y la domesticación de auquénidos.

Posteriormente, en el transcurso del primer milenio de nuestra era hay registros de una incipiente producción de cerámica. Y asentamientos definitivos del pueblo Huarpe en la zona.

Fuentes:

- SCHOBINGER, Juan. Prehistoria y protohistoria de la región cuyana. Mendoza, 1975
- BÁRCENA, Roberto. Sobre la Prehistoria del Departamento de San Martín. Mendoza, 1999
Fuentes imágenes:
- RUSCONI, C. Poblaciones pre y posthispánicas de Mendoza. Mendoza, 1962